NOSOTROS NOTICIAS CONVENIOS FAVUIS VIRTUAL ENLACES CLASIFICADOS

ACTAS JUNTA DIRECTIVA
QUIENES SOMOS
MISION Y VISION
JUNTA DIRECTIVA Y COMITÉS ASESORES
POLITICA DE CALIDAD
CONTACTO CONTROL SOCIAL

 

 

 

 

 

 
FONDO DE EMPLEADOS DE LA UIS "FAVUIS"

En 1966, 18 años después de fundada la Universidad, y a raíz de la reducción de un mes de vacaciones para los docentes, se propone por parte del representante de los profesores al Consejo Directivo, canjear esta pérdida por el apoyo de la institución para crear un Fondo donde el asociado y la Universidad hicieran un aporte equivalente. La propuesta consistía en que por cada peso que el socio ahorrara, hasta un monto establecido, la Universidad otorgaría otro peso, direccionando, en sus inicios, estos recursos para apoyar la adquisición de vivienda, con el fin de facilitar el establecimiento definitivo del docente. Esta destinación llevó a la denominación inicial de Fondo de Ahorro para Vivienda.

En el desarrollo histórico de FAVUIS se pueden diferenciar tres períodos: El primero comienza con la creación de esta organización en 1966, todo lo que conlleva su puesta en marcha y los primeros años de operación y funcionamiento, cuando el Consejo Directivo de la Universidad Industrial de Santander, mediante Acuerdo Nº 002 de enero 27 de 1966, ratificado por Acuerdo No. 002 del Consejo Superior del mismo año, establece una subvención al Fondo de Ahorro y Vivienda de la UIS, con el fin de propender por la estabilidad del personal docente y administrativo, mediante la creación de incentivos que tiendan a satisfacer las necesidades de los empleados asociados, dentro de las cuales la de vivienda propia tenía importancia primordial. Dada la aprobación y apoyo por parte de la Universidad, el 10 de marzo de 1966 se firma el Acta de Constitución, en primera instancia, en nombre y representación de la UIS, por el Doctor Juan Francisco Villarreal, Rector de la misma, seguido por 88 personas vinculadas a la institución, quienes se convirtieron en los asociados fundadores. La Universidad solicitó para el otorgamiento de esta subvención que en los estatutos del Fondo se le garantizará una efectiva participación en la administración, con el fin de vigilar el cumplimiento de las funciones, objeto de su creación, y fiscalizar el uso de los recursos aportados. Iniciadas ya las operaciones del Fondo, la Junta Directiva se reúne para definir los servicios de préstamo, adicionales al de vivienda, que se le brindarían a los asociados.

El Fondo inicia sus operaciones en una pequeña oficina ubicada en el edificio de Mecánica, la cual estaba atendida por el primer gerente, asociado Álvaro Rueda Gómez. En pocos meses el Fondo comenzó a crecer, en 1967 contaba con 244 asociados y nuevas comisiones que apoyaban la gestión administrativa del Fondo. En 1968 se tenían comisiones de Vivienda, Junta de control y vigilancia, estudio sobre préstamos de vivienda, consumo, asesoría sobre estudio de garantías de deuda, reglamentación del Fondo de solidaridad y de educación. Sin embargo, en este período se presentaron situaciones de crisis de liquidez y problemas a la hora de entregar los préstamos, lo que llevó a la Junta a realizar un estudio económico para analizar esta problemática. Como consecuencia del estudio se introdujeron reformas en los estatutos y reglamentos, encaminadas a mejorar la situación de liquidez y equidad del Fondo. Estos cambios dieron un panorama diferente y protegieron la organización. Un año después FAVUIS tuvo un cambio de gerente, Saúl Meza Arenas, y un cambio locativo generado por la necesidad de una oficina más amplia, debido al aumento en el número de empleados y asociados. Las nuevas instalaciones estaban ubicadas en el tercer piso del edificio de Bienestar Universitario, donde siguió realizando sus labores hasta 1978. Iniciando 1970 el Fondo contó con la gerencia del Doctor Florencio Hernández. Durante su administración se realizó el segundo debate sobre la reforma de estatutos y se aprobó la modificación en la razón social, debido a la creación de otros servicios adicionales a los de vivienda. La nueva razón social fue "Fondo de Ahorro y Vivienda UIS", con la sigla FAVUIS, cuyo objetivo fue incrementar el ahorro, enfocándolo a la solución de los problemas de Vivienda y Bienestar de los socios.

FAVUIS estaba dando utilidades y tenía establecidos los fondos de ley, entre ellos el de educación, cuyo monto hizo pensar a los miembros de la Junta Administradora en canalizarlo a partir de la idea del Ingeniero Luis Enrique Aramburo de crear un colegio preescolar, primaria y secundaria de alto nivel. El 18 agosto de 1970 surgió la Fundación Colegio UIS, al firmarse el Acta de Constitución y los Estatutos por un grupo de 66 personas, conformado por profesores y empleados de la Universidad. En los estatutos quedaron ratificados tres aspectos importantes referentes al Fondo: su calidad de fundador, su aporte inicial al patrimonio y su participación en la dirección del colegio.

En 1971 la Junta Directiva elige a Alberto Santacruz Suárez como gerente, quien permanece en este cargo hasta 1974.

En 1974 se eligió como gerente Florencio Hernández Urueña. Durante su administración se cambió la reglamentación de los préstamos ordinarios de FAVUIS, para atender las necesidades y sugerencias de los asociados.

Para la elección de gerente en 1975, la Junta propone la selección externa, eligiendo como nuevo gerente el ingeniero Óscar Carvajal Pino, quien permaneció en el cargo hasta 1977. En este período, dada la antigüedad de los asociados y buscando alicientes para su permanencia en el Fondo, surgió la propuesta de un préstamo de libre inversión y la devolución de los consolidados a todos aquellos socios que tuvieran más de 10 años.

En 1977, el profesor Humberto Ramírez fue nombrado por unanimidad como Gerente encargado de FAVUIS, para el período de 1977 a 1978, recibiendo el Fondo con 812 asociados. Sin embargo, por su esfuerzo, dedicación y valioso desempeño, su período se extendió, convirtiéndose en el Gerente del Fondo de Ahorro y Vivienda UIS, durante los siguientes 20 años. En su administración se implementa un nuevo sistema de compras con valera, una especie de chequera, que los asociados comenzaron a usar para realizar compras en supermercados de la ciudad, con un monto total hasta el 30% de su sueldo. Sin embargo, el mal uso y abuso de este sistema por parte de unos pocos asociados, y la búsqueda de herramientas tecnológicas que facilitaran su control y seguimiento, y ampliaran su radio de acción, llevaron a proponer su eliminación y sustitución por la tarjeta de Crédito, la cual empezó a utilizarse a partir de 2000.

El segundo período va de 1978 a 1991 y se inicia con un cambio locativo del Fondo al antiguo Edificio de Física, donde funciona actualmente. Este período contempla el comienzo de los programas de construcción que se han desarrollado en diferentes modalidades, y la creación del almacén FAVUIS, después de una breve experiencia en la comercialización a través de las ventas sobre pedidos, fundamentalmente de electrodomésticos, desde la misma administración del Fondo. FAVUIS desde comienzos de la década del 70 tenía la idea de incursionar en la actividad constructora, buscando ofrecer respuestas atractivas y mas económicas a sus asociados en la solución de su necesidad de vivienda, por ello había adquirido algunos terrenos y preparado los proyectos arquitectónicos, con apoyo de asociados, profesores de la UIS. Sin embargo esta idea sólo logró cristalizarse en 1977 cuando se dio curso al primer proyecto de construcción de vivienda en el barrio La Universidad y se continuó durante aproximadamente dos décadas, llegando a convertirse en una actividad trascendental para FAVUIS. En el primer proyecto se construyeron 21 casas en el barrio la Universidad, para cuya adjudicación se tuvo en cuenta la antigüedad como asociado y la mayor posibilidad de crédito con una Entidad Bancaria del sector. En el siguiente proyecto el Fondo se unió con la Cooperativa del Magisterio, que tenía experiencia en esta actividad, se adquirió un lote en la calle 37 con carrera 24 y en septiembre de 1978 se firmó el acta de construcción del edificio FAVUIS- COOMAGISTERIO, el cual constaba de 72 apartamentos. En 1979 la Junta Directiva autorizó al Gerente, Humberto Ramírez, para la negociación de un lote ubicado en el barrio la Cumbre, en donde se construyeron 25 casas. La siguiente construcción fue el Edificio Quebradaseca,  en el año de 1982.

Un año después se compra otro lote ubicado en Floridablanca, en donde se construyó el proyecto Floridablanca, pensado para 116 viviendas, el cual se desarrolló en 5 etapas y terminó ocho años después. En 1987 la Junta Directiva autorizó la construcción de la primera etapa de la Urbanización La Península, de 64 apartamentos, ubicada en el barrio Cañaveral, de Floridablanca.

Otro aspecto importante de este período fue la creación del almacén FAVUIS, con el fin de atender, como un servicio adicional, las demandas de electrodomésticos de los asociados. Es así como en 1981 comienza a funcionar el Almacén en un local del edificio FAVUIS - COOMAGISTERIO, allí se empezó vendiendo neveras, lavadoras, televisores y equipos de sonido. Dos años después el Almacén amplió sus servicios a la líneas de perfumería y cosméticos, rancho y licores, artículos para bebé, ropa en general, colchonería y divisiones para baños. Este negocio llegó a ser organizado como una dependencia o sección más de FAVUIS y tenía su propio comité asesor.  El Almacén llegó a tener dominio del mercado en electrodomésticos y ropa, gracias a los convenios que estableció con las grandes fábricas, que ofrecían buenos precios. Desde allí se hicieron convenios con otros fondos de empleados, cooperativas, empresas, para venderles, con precios muy favorables. Así el Almacén fue desarrollando sus propios mecanismos de crecimiento. En 1992 se reestructuró el Almacén en su parte financiera y administrativa, se delegó mayor responsabilidad al administrador, buscando que tuviera autonomía operativa y administrativa, pero siempre bajo el control de la gerencia y la Revisoría Fiscal, con la asesoría permanente del Comité. Con el fenómeno de apertura económica entraron directamente las importaciones de línea blanca y los grandes almacenes de cadena comenzaron a vender electrodomésticos más económicos que el Almacén, esto ocasionó una crisis que desembocó en su cierre definitivo en el 2001. Con el fin de minimizar el impacto que causó este cierre en los asociados, el Fondo trató de abrirse al sistema comercial, realizando algunos convenios con grandes supermercados, el cupo de Almacén se convirtió en un cupo de consumo y se gestionó la tarjeta de crédito con CONAVI que abrió la opción de utilizar este cupo, que antes se manejaba a través de la valera, en los distintos establecimientos comerciales e instituciones que aceptan este instrumento, a nivel local, nacional e internacional.

Después de dos décadas de vida institucional, la Junta Directiva del Fondo decidió crear el Comité de Finanzas e implementar el sistema de información financiera, buscando apoyar la toma de decisiones en el cumplimiento de su objeto social y mantener al FAVUIS dentro de condiciones de liquidez y solvencia, que le permitieran sortear cualquier situación crítica generada por variaciones en su contexto interno o externo.

A finales de los ochenta, FAVUIS buscando mejorar y agilizar su gestión, realizó una reestructuración orgánica estableciendo tres nuevos departamentos: Contabilidad, Mercadeo e Información y Servicios.

El último período inicia en 1992 con la consulta formulada por la UIS al Veedor del Tesoro, atendiendo una recomendación de la Contraloría General de la Nación, en su informe de los Estados Financieros del ejercicio fiscal de 1991, de abstenerse de transferir aportes al Fondo, hasta tanto no se clarificara si esta  subvención no podía confundirse con los auxilios prohibidos por el artículo 355 de la Constitución Política. Esta situación fue resuelta favorablemente, atendiendo recomendación de la Veeduría, por el Director General de Presupuesto, de MINHACIENDA, Doctor Pedro Nel Ospina, con comunicación de agosto 14 de 1992 en donde expresa, después de una amplia argumentación que "los aportes efectuados por la Universidad Industrial de Santander al Fondo de ahorro y vivienda de la UIS (FAVUIS) no tiene carácter de auxilio o donación". Con esta comunicación se despejó la inquietud de la Contraloría y la Universidad continuó cancelando la subvención a sus empleados y jubilados, hasta cuando a finales de la década del 90 y a raíz de que empieza a jubilarse personal de la institución con cargo a el ISS o Fondos privados, se pone nuevamente sobre el tapete la legalidad de la subvención, esta situación llego a  la demanda por parte de la UIS de los Acuerdos que establecieron la subvención patronal para sus trabajadores, docentes y administrativos y para los pensionados y a la suspensión de pagos, hasta tanto no se produzca el fallo jurídico, decisión que generó gran incertidumbre, con el impacto de esta medida sobre el crédito de vivienda, servicio clave para los asociados. El Fondo a planteó distintas estrategias para sortear esta situación, saliendo fortalecido de esta crisis.

En este período FAVUIS continuó con las actividades de construcción que venía realizando, manejadas a través de consorcio, figura utilizada con el fin de aunar esfuerzos con firmas constructoras de reconocido prestigio en el sector, para continuar adelantando los programas de vivienda, los cuales fueron: La Península II etapa, tres etapas del proyecto Búcaros Parque Residencial, en la Ciudadela Real de Minas y el edificio Kalinka, que es el último proyecto de construcción emprendido por el Fondo hasta el momento. En 1997 el Dr. Humberto Ramírez, después de 20 años como Gerente, manifestó su interés de desvincularse de este cargo. Mediante concurso fue seleccionado Moisés Eduardo Bautista Durán, quien permaneció en la gerencia hasta 1999. A partir de esta fecha se viene desempeñando como gerente la Administradora de Empresas Ángela Johanna Camargo Cáceres.

FAVUIS , durante este período ha venido modernizando sus instalaciones, realizando inversión en tecnología que le permite agilizar procesos, mejorar los mecanismos de control de los mismos, ha establecido nuevos convenios con organizaciones prestadoras de servicios fúnebres, de salud, seguros, telefonía celular, supermercados, entre otros y ha logrado mayor capacidad de respuesta frente a los múltiples cambios que se plantean en su entorno, con el único fin de ofrecer a sus asociados y su núcleo familiar nuevos y mejores servicios que contribuyan a mejorar su bienestar y calidad de vida.


 
     

Contáctenos
Ciudadela Universitaria, Parqueadero 6 FAVUIS, Tels. 6458685 - 6453623, Bucaramanga, Colombia